Detalles

La coloración vegetal es respetuosa con la integridad de la fibra capilar. Sus dos componentes principales -polvo de hoja y agua- juegan un proceso esencial en el proceso de coloración. Cuando se utiliza agua caliente para hidratar la hoja en polvo, el agua libera y solubiliza los precursores de coloración que están presentes de forma natural en los polvos vegetales. Cuando la pasta se aplica en el cabello, el agua de la mezcla hincha de forma natural la fibra capilar y abre ligeramente las escamas del cabello, permitiendo la difusión con suavidad de los colorantes vegetales en el interior de cabello
Calidad optima de la fibra y durabilidad del color.